¿Para qué aprender idiomas? Si besando se conocen nuevas lenguas.